Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un saludo de fin de año publicado en la cuenta oficial del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación desató polémica, luego de que varios usuarios detectaran la ausencia de las Islas Malvinas y la Antártida en el mapa que ilustra el comunicado


El flyer contiene la imagen de un mapa de la Argentina en el que los reclamos territoriales que tiene el país fuera del continente brillan por su ausencia.

Si bien desde la cartera rápidamente salieron a pedir disculpas por el «error de diseño», la omisión causó indignación desde algunos sectores que ya habían demostrado su rechazo a la política de acercamiento que el gobierno está implementando con el Reino Unido.

Según Alicia Castro, ex embajadora en las islas británicas, al tratarse de un organismo del Estado, «no ponerlas en un mapa oficial pone en riesgo nuestro reclamo de soberanía». En ese mismo tono se expresó Gustavo Pirich, de la Asociación de Combatientes de Malvinas: «Me parece terrible, pero no es el único tema que nos preocupa con respecto a la soberanía».

Errores de este tipo pueden comprometer no solo nuestro reclamo por las islas sino también por la Antártida. Si bien consideramos al sector argentino parte integral de nuestro territorio, la zona también es reclamada por Gran Bretaña y Chile.

Para poder sostener nuestra reclamo de soberanía sobre estos territorios (al igual que Malvinas), esta se debe manifestar con hechos concretos y simbólicos. Por esa razón la Argentina es pionera en la exploración de la zona, realiza campañas antárticas, incluye al territorio en los mapas oficiales y hasta emite su pronóstico del tiempo.

Si bien la firma del Tratado Antártico en 1959 reafirmó la postura Argentina, este vence en 2041 y varios países como Chile y el Reino Unido pretenden revisarlo para reclamar una porción del territorio.

En este caso, cualquier mapa emitido por nuestros organismos gubernamentales serán tenidos en cuenta como documentos oficiales, que luego pueden ser usados en nuestra contra por estos otros países. Un error que en un futuro no tan lejano nos puede costar MUY caro.

gifgooglenews

americanenglishcompany