Otros articulos:

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Estados Unidos parece estar notando los defectos del Trumpspeak (discurso de Trump), el método del candidato del partido republicano, perfeccionado durante décadas de estar en el ojo público, de ganar la atención y de crear una ilusión de alcanzar éxito total


Las encuestas en estados indecisos clave y a nivel nacional ahora lo muestran muy por detrás de Hillary Clinton y algunos de sus trucos retóricos, como el uso de “la gente está diciendo” para difundir falsedades, evitando al mismo tiempo la responsabilidad de ellas, se han vuelto memes populares.

Aún así, cualquier cosa puede suceder con casi tres meses para la elección. Por lo cual, es instructivo examinar los cinco elementos de discurso de Trump:

1) Dice todo

El registro de los medios de comunicación está lleno de momentos en que Donald Trump parece fijar una nueva marca de 'escandalosidad' que incluso él no podría superar. Pero entonces llega otro día y con él, una nueva actuación extraña. El peor ejemplo actual del candidato presidencial es el argumento de que el presidente Barack Obama y Hillary Clinton son “fundador” y “cofundadora” de ISIS.

En el tumulto que siguió a ello, Trump ha sido criticado incluso por el exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), Michael Hayden, un republicano. Como era de esperarse, al día siguiente se quejó de que CNN no se había dado cuenta de que nombrar a Obama como el fundador de ISIS era “sarcasmo”. Fue más bien un caso de extrema hipérbole. Pero no importa cómo lo llames, la declaración de Trump ganó la atención de la prensa, que es lo que él quiere con tanta frecuencia.

2) El arte de la afirmación falsa

Las controversias recientes de Trump son un buen ejemplo de otro hábito retórico: la afirmación falsa. En este caso, Trump dijo que la NFL le había enviado una carta expresando su preocupación sobre el calendario de los debates presidenciales previstos para ciertas noches en que serán transmitidos en televisión partidos de futbol americano. El problema fue la NFL negó haber enviado alguna carta.

La supuesta invención de la NFL encaja en un patrón que Trump estableció en los años 1970 y 80. Su primer proyecto de bienes raíces, una renovación masiva del Commodore Hotel en Grand Central Terminal, dependió de lo que parece ser un engaño. Al pedírsele que demostrara a la Ciudad de Nueva York que era propietario de los derechos para reconstruir el sitio, que entonces pertenecía a la quebrada firma Penn Central Railroad, Trump presentó un contrato que supuestamente establecía que así era.

3) "La gente está diciendo"

Aunque Trump ataca habitualmente a la prensa por su supuesta parcialidad, él constantemente promueve argumentos con poca bases de hechos y sin fuentes específicas. Con frases como “mucha gente está diciendo” y “estoy escuchando que”, Trump se las arregla para insertar nociones no comprobadas en el discurso electoral sin asumir la responsabilidad de los mensajes que está enviando.

Experimenté el método de Trump de “la gente está diciendo” cuando lo entrevisté, y me dijo que “mucha gente estaba diciendo” que debía postularse para presidente.

Antes de la temporada electoral actual, Trump utilizó variaciones de “la gente está diciendo” para sostener el llamado ataque “de nacimiento” contra Obama. Much