Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El "Programa Siria" prevé acoger a tres mil refugiados de aquel país. Aún está por ver cómo se implementa. DW entrevistó a Adalberto Assad, presidente de la Asociación Arabe Argentino Islámica, para conocer su parecer


La apertura hacia el exterior ha definido los primeros meses de la presidencia de Mauricio Macri en Argentina y ello implica también tomar un rol activo en uno de los problemas que preocupan a la comunidad internacional, el de los refugiados sirios. Macri concretó su intención el pasado mes de julio en un comunicado conjunto con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini. El “Programa Siria” prevé la emisión de visas humanitarias para ciudadanos sirios y sus familias o palestinos que se vean afectados por ese conflicto. Pero ¿qué debe tener el “Programa Siria” para que no se convierta en un fracaso de integración, como ocurrió en Uruguay?

“Brote islamófobo”

La oleada de refugiados y la serie de ataques islamistas sufridos en Europa ha provocado el miedo en la comunidad argentina. “Ahora existe un brote islamófobo por ciertos acontecimientos por los que se quiere responsabilizar al musulmán por cosas que no ha cometido. Acá ya sucede, hay musulmanes discriminados o estigmatizados por el hecho de serlo o por usar vestimenta islámica. Tras la caída del Muro de Berlín, el islam ha pasado a ser el enemigo del mundo. Y, si nos dejamos llevar por las experiencias mundiales, nos damos cuenta de que las fronteras son un colador en cualquier lugar. Nosotros hemos tenido experiencias muy fuertes acá y los musulmanes hemos pagado las consecuencias colaterales”, dice Assad.

gifgooglenews