Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Ocurrió en medio de un clima de fiesta y muy cerca del estadio en el que jefes de Estado y atletas de todo el mundo se habían reunido para inaugurar los Juegos Olímpicos de Río


Tan cerca, que varios voluntarios y asistentes que salían del Maracaná luego de la ceremonia pudieron escuchar los disparos.

Poco después algunos se toparon con un cuerpo ensangrentado, tirado en plena calle. Y otros reportaron haber visto como un hombre escapaba en un auto estacionado cerca de ahí, informó el periodista Jefferson Puff.

Las circunstancias del crimen, sin embargo, todavía no han sido completamente esclarecidas.

Todo el episodio ha generado dudas sobre el esquema de seguridad de los Juegos Olímpicos, que cuenta con más de 85.000 hombres y un fuerte aparato militar.

Según Puff, los relatos iniciales señalan como responsable de los disparos a un policía vestido de civil que reaccionó a un intento de asalto y terminó matando a un joven de 22 años.

Y testimonios recogidos por BBC Brasil parecen confirmar el relato de lo ocurrido en la madrugada del sábado en la intersección de las calles São Francisco Xavier y Felipe Camarão, a menos de un kilómetro del Maracaná.

"Las primeras informaciones obtenidas […] apuntan a que el sujeto estaba practicando asaltos cuando un policía militar de otro Estado, parte de la seguridad de las Olimpiadas, reaccionó disparándole", informó también la Delegación de Homicidios (DH) que investiga el caso.

Miembros de la Fuerza Nacional -que agrupa a los policías, civiles, militares y bomberos de otros Estados que son parte del esquema- desmintieron ser los responsables.

"Fue un delegado de la Policía Civil del Distrito Federal que estaba de licencia en Río que reaccionó al asalto matando un joven. No es de la Fuerza Nacional y no estaba trabajando en la seguridad de las Olimpiadas", es su versión.

La misma no fue ni confirmada ni negada por la DH, que dijo que va a esperar a que concluya la investigación para dar más detalles.

Pero junto a la muerte de otra persona en un intento de asalto cerca del Bulevar Olímpico el viernes, y el misterioso caso de la bala perdida que el sábado perforó la tienda de prensa en el Estadio Olímpico Ecuestre, el episodio ha comenzado a generar dudas sobre el mega esquema de seguridad.

americanenglishcompany