Los pequeños artistas de Cundinamarca que triunfan en "La Voz Kids"

Los pequeños artistas de Cundinamarca que triunfan en "La Voz Kids"

Dos artistas cundinamarqueses han logrado llegar a la semifinal del concurso nacional de talento vocal: Maité oriunda de Villeta y Nicolás, de Facatativá.

Todas las noches y durante dos meses, los colombianos han podido disfrutar del talento de los niños que han logrado cautivar a los reconocidos jurados de esta versión 2022 de La Voz Kids, reality para elegir la mejor voz infantil a nivel nacional. El colombiano Andrés Cepeda, la puertorriqueña Kany García y el venezolano Ignacio Mendoza “Nacho” son los jurados y guías de los participantes.

Dentro del gran número de artistas que se presentaron a esta convocatoria, varios cundinamarqueses lograron ser seleccionados para hacer parte de cada uno los tres grupos dirigidos por sus mentores. Después de presentaciones y competencias con los compañeros de su mismo grupo, orgullosamente Cundinamarca tiene en la semifinal a Maité, de siete años de edad y Nicolás de doce años, quienes hacen parte del “Equipo Kany”.

María Maité Contreras Feo es una villetana, apasionada por la música ranchera, emprendedora, soñadora, una niña que a su corta edad ve la vida con grandes cosas, la música es lo más importante en su vida y sueña con pisar grandes escenarios con su talento, ganarse premios con su canto y poder conocer a su gran artista Ángela Aguilar.

Maité es la segunda hija de una familia compuesta por sus padres y tres hijos; como complemento a la música le encanta dibujar, leer y crear historias, su mayor pasatiempo es sentarse con su padre a tocar guitarra y empezar a componer sus propias letras. El don de la música lo lleva en la sangre, gracias al talento de su madre Paola Feo, nacida en Villeta, Cundinamarca y quien desde muy joven se ha dedicado a cantar el género ranchero y a su padre Javier Contreras, un santandereano orgulloso de su tierra con raíces musicales de sus abuelos, siempre ha sido músico y le ha trasmitido esta pasión a sus hijos, en especial a Maité que desde los dos años ha demostrado su talento musical.

Lea:  Video: El niño de Zipaquirá que encantó a los jurados de La Voz Kids

“Para mí ha sido un sueño hecho realidad poder pisar el diamante de La Voz Kids, era uno de mis grandes sueños y gracias a Dios lo estoy cumpliendo”, expresó Maité.

Por su parte, Nicolás Monroy Rodríguez, es un niño feliz con grandes sueños, una humildad increíble, siempre le ha gustado cuidar a los demás y se entrega a lo que le gusta y le apasiona. En sus tiempos libres juega Xbox, toca el piano y se divierte con su mascota.

Este cundinamarqués ha crecido en una familia grande, amorosa y unida, siempre ha estado rodeado de la música y el arte; su padre, Armando Monroy ha sido profesor de música durante muchos años, especialmente en el área de las bandas marciales donde ha tenido la oportunidad de enseñarle todo su conocimiento a muchas generaciones, sembrando una semilla en ellos para seguir la carrera musical; su madre, Rocío Rodríguez es una gran artesana y formadora de manualidades del Departamento. Nicolás es el menor de 5 hijos, todos con talento musical: DJ, músico trombonista y cantantes.

Desde que Nicolás empezó a caminar, ingresó a las bandas marciales junto a su padre y hermanos, en el canto incursionó a los seis años. “La Voz Kids ha sido mi más grande experiencia, ha sido maravilloso conocer e interactuar con niños de todo el país. Tengo muchos retos y sueños por cumplir, porque el paso por este programa significó algo muy importante en mi carrera musical”, expresó.

Pin It


 

megbmusicp

 

nectar

 

abogado