nectarsidebar

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Bajo la última capa de pintura de “La miséreuse accroupie”, “La pobreza agazapada” en español, de Pablo Picasso, un grupo de investigadores ha revelado un secreto que permaneció oculto por más de un siglo. El análisis con rayos X ha demostrado que en este cuadro existe una pintura


Se sabía que existía una pintura bajo el cuadro, pero ahora se sabe a la existencia de dos pinturas ocultas. Esto lo revelaron gracias a las investigaciones de la Universidad de Northwestern y el Instituto de Arte de Chicago. Para lograrlo, los investigadores utilizaron una técnica conocida como imagen de fluorescencia de macro en rayos X.   

Tras los primeras investigaciones en 1992, los expertos advirtieron que existían colores que no concordaban con la pintura de Picasso.
Después de haber estudiado el cuadro por más de 15 años, los expertos encontraron la respuesta. Por un lado, Picasso pintó la mano de una mujer sosteniendo un pedazo de pan antes de cubrirlo con una capa.  Por otro, se esconde una pintura de un paisaje que habría sido realizada por el artista uruguayo Joaquín Torres García.

¿La razón? Según los investigadores, había una gran amistad entre ambos artistas, por lo que es muy posible que hayan trabajado juntos. Torres García ha sido uno de los artistas uruguayos más valorados en el mundo. De hecho, en el 2016 The Economist lo distinguió como "el artista más original y reflexivo que haya producido América Latina". 

 Actualmente, "La pobreza agazapada" está expuesta en la Galería de Arte de Ontario, en Canadá.
 El lienzo sobre el que se apoya el famoso cuadro no solo contiene las dos pinturas, además cuenta con varias iteraciones del trabajo de Picasso. Este insólito descubrimiento le ha servido mucho a los historiadores de arte a comprender mejor el estilo de trabajo de uno de los artistas más importantes del siglo XX.
 
Fuente: NatGeo

 

logogooglenews

Pin It