Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La resaca es el conjunto de síntomas desagradables que padece al despertar quien ha consumido grandes cantidades de alcohol. Las características más comunes incluyen: dolor de cabeza, náuseas, sensibilidad a la luz y al ruido, amnesia, letargo, disforia (estado de ánimo depresivo), diarrea y sed


Mejor Prevenir que Curar

Tome agua: es la manera más fácil de evitar la resaca, bien sea bebiendo antes, durante y después de la ingesta de alcohol. La manera más efectiva es alternar un vaso de agua con el licor o, al llegar a la casa, beber dos vasos de agua antes de dormir; con estas estrategias contrarrestarás la deshidratación ocasionada por la degradación del alcohol en tu cuerpo. Antes de salir de rumba, procura dejar listos en tu mesa de noche dos vasos de agua, por si acaso.

Repose antes de dormir: contrario a lo que podría pensarse, acostarse inmediatamente después de sentir embriaguez no asegura el descanso adecuado porque evita que el cuerpo tenga oportunidad de estabilizarse y amanecer en un estado más normal. Lo mejor que puede hacer es quedarse hablando una hora o tratar de ver televisión, mientras a su cuerpo se le baja la borrachera; entre más tiempo dure sin consumir alcohol antes de acostarse, menor será la intensidad de la resaca.

Coma bien antes de empezar: el estómago vacío asimila el alcohol cuatro veces más rápido, por eso es conveniente consumir alimentos con alto contenidos de carbohidratos, proteínas y grasas, para evitar la erosión de la mucosa gástrica y la pérdida de la vellosidad intestinal que causa el consumo excesivo del alcohol. Pizza con queso, frutos secos, y en general comidas grasosas pueden ser de gran ayuda. Otro truco es ingerir una cucharada de aceite de oliva antes de salir, para recubrir el estómago de una capa de grasa y evitar la absorción acelerada de alcohol en el organismo.

Desayune con caldo: una sopa clara y suave, preparada con papa, costilla de res o pollo, cebolla, ajo y sal. Consumir esta receta al despertar es muy eficaz contra los síntomas de la resaca, porque ayuda a hidratar el cuerpo y a estabilizar el estómago.  

Coma comida ‘de sal’: los alimentos con sabor neutro como el arroz, la papa y el pan son una buena opción para comenzar la ingesta el día después del licor.

gifgooglenews