Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El miedo a los payasos ha pasado a ser una fobia que incluso ya tiene nombre propio —coulrofobia— y que padecen muchos niños y tal vez también adultos


«Fobia» se define como «miedo irracional», pero habría que ver qué tan irracional es la fobia a los payasos, unos seres generalmente oscuros que se ocultan detrás de esa fachada de falsa alegría y sonrisa dibujada, como lo sabe cualquiera que haya visto It, la película basada en el libro de Stephen King, protagonizada por el célebre Pennywise.

Para justificar todavía más la coulrofobia, un hombre en el condado de Greenville en Carolina del Sur, Estados Unidos, ha decidido vestirse de payaso e intentar “atraer niños hacia el bosque”.

La noticia cobró notoriedad cuando varios residentes del complejo de apartamentos Fleetwood Manor de la zona, encontraron en las puertas de sus casas una nota de la administración, que advertía sobre este misterioso hombre vestido de payaso.

Una de las residentes del complejo dijo que su hijo y otros niños habían visto a un payaso cerca de la cancha de básquetbol.

“Pensé que mi hijo estaba imaginando cosas” declaró la mujer, “pero al día siguiente al menos 30 niños vinieron y me preguntaron ‘¿has visto al payaso en el bosque?’”

Las autoridades policiales confirmaron que habían recibido una llamada la semana pasada, para investigar a un personaje sospechoso que merodeaba en la zona, vestido de payaso y tratando de acercarse a los niños.

Para seguir con el paralelismo con It, la historia de una misteriosa entidad maléfica que adopta diferentes formas, siendo el payaso Pennywise solo una de ellas, algunas declaraciones de testigos, recogidas por Fox Carolina, parecen dar una atmósfera sobrenatural al asunto.

O en todo caso espeluznante e inexplicable. Una mujer, cuyo nombre no ha sido difundido, dijo haber visto al payaso en el bosque, alertada por su hijo, y que luces láser de color verde se podían ver en el lugar.

Otro residente declaró que el payaso tenía una luz titilante en la nariz, y que estaba parado sin moverse junto a los contenedores de basura.

Los oficiales consultaron a algunos de los niños que dijeron haber visto al payaso.

Supieron entonces que este personaje intentaba llevarlos hacia el bosque mostrándoles grandes sumas de dinero y también que muchos de los niños creían que el payaso vivía junto a un estanque detrás del complejo de apartamentos.

Las autoridades encontraron una casa junto al estanque, pero no había ninguna señal de actividades sospechosas o presencia de payasos en ella.

Así que, o bien alguien está mintiendo o el payaso ha sabido esconderse y ocultar todo rastro. O, tal vez, cambió de forma y se convirtió en una enorme araña.

gifgooglenews

todoslosarticulospoinciana