Otros articulos:

nectarportadainicio

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cuando hablamos de Juegos Olímpicos siempre nos referimos a las historias inspiradoras, al esfuerzo de miles de atletas que dan todo de sí para ubicarse entre los primeros puestos y llevar consigo una medalla a casa


Ganó una maratón... yendo en auto:  Corría el año 1904 y en la ciudad norteamericana de Saint Louis disputaban los Juegos de la III Olimpiada. En ellos compitió el local Fred Lorz, que en la maratón logró completar los 38 kilómetros del recorrido en apenas 3 horas y 13 minutos. 

Sin embargo, justo cuando estaba a punto de recibir la medalla dorada, alguien se percató de que el atleta había hecho más de la mitad del recorrido... ¡en auto!. Si bien Lorz intentó disimular el papelón y aseguró que se trataba solo de una broma, la humorada le valió un año de suspensión y por supuesto, la descalificación de la competencia.

 ¿Hombre o mujer? Los Juegos Olímpicos de Berlin 1936 fueron unos de los más polémicos de la historia por haber sido organizados por el régimen de Adolf Hitler. El evento fue cosiderado una oportundiad para hacer propaganda del nazismo y actuación de los atletas locales debía estar a la altura de las circunstancias.

Dora Ratjen había nacido en 1918 en Alemania y, cerca de los juegos, se había convertido en una de las estrellas del equipo femenino de salto en longitud. Sin embargo, escondía un secreto: era hermafrodita y, a pesar de que físicamente se asemejaba a una mujer, ella se identificaba como hombre.

 Las vitaminas mágicas del equipo de natación de Alemania del Este: Alemania del Este tuvo uno de los equipos de natación más competitivos en lahistoria de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, tras la reunificación de Alemania en 1990 se descubrió que todo era obra de un programa secreto del gobierno comunista que drogó a sus atletas sin su consentimiento por más de 20 años.

Las hormonas y estereoides eran suministradas a los atletas como <<vitaminas>> desde su adolescencia y así lograron que el equipo pasara de ganar 11 medallas en 8 años a llevarse 18 en los Juegos Olímpicos de 1976. ¿Lo peor? No tuvieron que devolver las medallas.

El atleta que no podía parar de doparse: 

Uno de los escándalos más importantes en la historia del atletismo tuvo como protagonista al canadiense Ben Johnson, que en los Juegos Olímpicos de Seul en 1988 rompió el récord mundial en la carrera de 100 mts y completó el recorrido en 9.79 segundos (promediando casi 27 kms por hora).

Sin embargo, 3 días más tarde se descubrió que Johnson había ingerido esteroides y el equipo canadiense tuvo que devolver la medalla. El corredor fue suspendido y recién regresó a las pistas en 1991, aunque nuevamente descubrieron que estaba consumiendo sustancias prohibidas y fue suspendido de por vida en 1993.

La patinadora que le rompió las piernas a su compañera: Quizá esta historia le suene a cualquiera que haya visto la comedia <<Deslizándose a la gloria>> protagonizada por Will Ferrell. Sin embargo en este caso la realidad supera nuevamente a la ficción.

Este es el caso de Tonya Harding, una prometedora patinadora artística cuya carrera a mediados de los 90 iba en franco declive. ¿Su solución para salvar su futuro? Contratar a alguien que le rompiera las piernas a su rival antes del campeonato nacional de 1994 (el cual ganó).

El falso certificado de nacimiento de esta atleta china: Uno de los escándalos más resonantes durante los Juegos Olímpicos de Sydney en el año 2000 fue el que vivió Dong Fangxiao, una gimnasta que falsificó su certificado de nacimiento para poder clasificar al torneo, a pesar de que solo tenía 14 años.

La atleta consiguió una medalla de bronce, que tras una investigación le fue revocada. Eso sí, esta no sería la última polémica: en 2008 se comprobó que el equipo de gimnasia artística (que ganó la medalla de oro) contaba con 3 integrantes menores de 16 años. Sin embargo, tras una investigación realizada por el Comité Olímpico Internacional, el organismo se mostró satisfecho con la documentación y no sancionó a la delegación local.

Un equpo de básquet paralímpico muy particular: Sin dudas, el papelón más grande que se ha visto en la historia del deporte olímpico y que atentó contra todos los valores y el espíritu que circulan alrededor de los juegos. Lo que viene a continuación no es un guión retorcido de South Park, es la pura verdad. Esto pasó:

Uno de las disciplinas incluídas dentro de los Juegos Paralímpicos del 2000 fue la de básquet para personas con discapacidad mental. Para competir en la misma, los atletas debían demostrar tener un coeficiente intelectual menor a 70.

La final del torneo la ganó España, que aplastó a todos sus rivales del torneo y se llevó el oro a casa. ¿Hasta ahí bien? Bueno, resulta que se descubrió que de los 12 integrantes del equipo, solo 2 padecían algun tipo de discapacidad.

gifgooglenews

americanenglishcompany