Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las Segundas Olimpiadas Interétnicas de Cundinamarca realizadas en Sesquilé, arrojaron un balance positivo. Al finalizar las justas deportivas en este municipio


El acto de apertura fue presidido por el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, quien encendió la antorcha deportiva en compañía de sus homólogos indígenas Muisca, Ernesto Mamanché y Kichwa, Samuel Cushcagua de Sesquilé.

El coliseo de Sesquilé fue escenario para que deportistas y delegaciones de los municipios de Sesquilé, Chía, Cota, Fusagasugá, Soacha, Girardot e indígenas muiscas de Bosa y de Suba dieran lo mejor de sí en disciplinas como el fútbol de salón, turmequé y correr la tierra, último deporte tradicional muisca, que consiste en una carrera de observación de siete estaciones que se realizó por montañas y calles sagradas, cuyo recorrido fue de casi cinco kilómetros y 20 minutos de tiempo, en los cuales los participantes recogieron información para plasmar un mensaje al momento de la llegada.

Los ganadores 

La delegación afro de Soacha ocupó el primer lugar en futbol de salón. El atletismo masculino fue liderado por el resguardo indígena Muisca de Cota, mientras que en atletismo femenino ganó su par Muisca de Sesquilé.

En el deporte autóctono de Correr la Tierra, las indígenas Kichwas obtuvieron el primer lugar, mientras que los afros de Fusagasugá ganaron en masculino. En tejo o turmequé mixto, el primer premio fue para los afros de Girardot, quienes también obtuvieron la presea en la disciplina de Halar la Cuerda (categoría mixto).

Doscientos diez deportistas, entre indígenas, afros y room recibieron igual número de dotaciones entre uniformes y cachuchas, agrupados en 25 delegaciones además de más de 1.500 refrigerios, almuerzos e hidratación. Las olimpiadas se realizaron durante dos fines de semana.

 

mcp

Pin It