Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Pin It

Al acoger los argumentos de un fiscal de la Seccional Cundinamarca, un juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento intramuros en contra de Alan Julián Sanabria Cuestas y Fredy Augusto Rozo Arévalo, por su presunta participación de un homicidio cometido el primero de mayo de 2021 en Zipaquirá, Cundinamarca


Las labores de investigación advierten que, días antes del crimen, el procesado Sanabria Cuestas había acudido a un taller de mecánica de este municipio, con el fin de solicitar los servicios de restauración de la pintura de una parte de su carro. Días después, el indiciado fue a revisar el avance del trabajo, pero encontró que no se había hecho nada, y, por el contrario, el vehículo tenía nuevos golpes y rayones.

Esta situación provocó una fuerte discusión entre el dueño del rodante y el mecánico, quien se habría negado a devolver el dinero pagado por el cliente.

Las investigaciones indican que, entre el 31 de abril y primero de mayo los procesados supuestamente planearon el crimen, en medio del consumo de licor, en un billar cercano al lugar de los hechos.

Las imágenes obtenidas de una cámara de seguridad permiten observar a tres hombres persiguiendo a la víctima en la mañana de ese primero de mayo.

“Se puede advertir la manera como, presuntamente, es Sanabria Cuestas el que se le acerca con sigilo, lo toma por el cuello, lo golpea contra una pared y luego lo lanza al suelo. Posteriormente se suma a la agresión un hombre, al parecer Rozo Arévalo, quien con un arma de fuego le dispara 2 veces”, indica la imputación.

Le interesa Inseguridad en Zipaquirá: capturan delincuentes que robaron 11 millones de pesos en taller de mecánica

Luego de cometido el delito, los presuntos agresores abandonaron el lugar, mientras que la víctima fue auxiliada por los vecinos y trasladada al hospital La Samaritana, donde falleció por la gravedad de las heridas.

Tras conocer el hecho, el ente acusador inició las labores de investigación con peritos balísticos que analizaron un proyectil calibre 38 encontrado en el sitio del crimen. Luego se realizó un cotejo microscópico a las huellas dejadas y a unos cartuchos, los cuales resultaron ser compatibles con un revólver hallado en la residencia de uno de los indiciados.

Lea En Zipaquirá capturado hombre que mato a golpes un gato

Con fundamento en los elementos materiales de prueba, un fiscal del despacho URI de Zipaquirá (Cundinamarca) les imputó a los presuntos implicados el delito de homicidio simple en concurso con porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

Sanabria y Rozo fueron remitidos a un centro carcelario que dispuso el Inpec.


logogooglenews
Pin It