Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Pin It

El martes 13 de julio, dos uniformados respondieron con tiros de su arma de dotación a quienes los agredían. Uno de los hechos sucedió en Cajicá, tras un operativo de la Policía de Tránsito y Transporte, mientras que el segundo ocurrió en Fusagasugá, en un caso de control de la Policía de vigilancia


En Fusagasugá 

Un hombre está hospitalizado en Fusagasugá al parecer como resultado de lo que algunos han llamado exceso de fuerza de la Policía, pues recibió dos disparos luego de que se negara a acatar las órdenes para evitar que agrediera a su pareja sentimental.

Según versiones, el hombre en lugar de acatar las órdenes de la autoridad, sacó un arma blanca e intentó apuñalarlo en el pecho. Sin embargo, el chaleco antibalas que portaba impidió que lo lastimara, aunque fue en ese instante en el que el uniformado decidió disparar y detener a la persona herida, quien fue llevada al centro de salud más cercano.

Lea Denuncian exceso de fuerza por parte del Esmad en Gachancipá, Cundinamarca

Los hechos se registraron sobre las 2:00 de la tarde, se dieron luego de que la patrulla de vigilancia fuera requerida por una mujer, quien indica que su esposo pretendía agredirla con un arma cortopunzante.

Cuando los uniformados intentan proteger a la víctima de violencia intrafamiliar, el hombre buscó agredir con la misma arma a los uniformados en repetidas ocasiones y el Policía disparó contra él. El funcionario hace uso de su arma de dotación e impacta al agresor en el pie izquierdo. No obstante, esta persona se abalanza contra el uniformado arrojándolo al suelo, donde el policía realiza un segundo disparo, el cual producto del forcejeo impacta en el muslo izquierdo a su compañero uniformado.

En Cajicá 

Cuatro horas atrás se había presentado un caso similar en la variante de Cajicá – Chía, dónde se estaba adelantando una jornada de identificación de vehículos que no cumplieran con la revisión técnico-mecánica exigida para poder movilizarse.

En ese momento la Policía identificó que uno de los vehículos incumplía con el reglamento, así que llamó la grúa para inmovilizarlo y, de un momento a otro, como en un hecho de intolerancia, el conductor decidió sacar un machete y agredir en rostro, cuello y brazo al policía que estaba adelantado el procedimiento.

Le interesa En video: ¿Otro caso de abuso policial en Zipaquirá?

El uniformado saca su arma de dotación, dispara en dos ocasiones contra el hombre del machete, una en la pierna y otra a la altura de la caja torácica. En los videos que circulan se observa que los informados que están en el sector no auxilian al hombre, algunos testigos aseguran que le prestaron más atención al estado de salud del uniformado, mientras que colocaban esposas al ciudadano que ya estaba reducido por las heridas. Tanto el uniformado como el hombre que recibió los impactos fueron trasladados a un centro médico.

Lea másProcuraduría abrió investigación por presuntos abusos del Esmad

Los involucrados en los incidentes se recuperan, mientras permanecen hospitalizados. Tras los hechos, se escuchan opiniones diversas; están quienes consideran que hubo exceso de fuerza y que la Policía debería manejar la situación de otra manera. Pero también hay quienes piensan que es una reacción que se da en legítima defensa, teniendo en cuenta que las heridas que se dieron contra los uniformados eran claras de querer atentar contra sus vidas.

logogooglenews
Pin It