Megacity

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 
Pin It

La CAR, presentó el mapa de identificación de puntos críticos, que sirve a las autoridades municipales para anticipar y establecer acciones que mitiguen los efectos ocasionados por las fuertes precipitaciones

Pese a las lluvias, el río Bogotá permanece a 4 metros de la cuota del desbordamiento. La CAR adquirió 8 predios para convertirlos en zonas inundables a lo largo del afluente, lo que ha permitido controlar el nivel, no obstante, preocupa la cuenca baja del río a la altura de los municipios de Girardot y Ricaurte.

Aunque se han presentado algunas fisuras en el jarillón, las autoridades dicen que por ahora no hay riesgo de desbordamiento en las localidades del occidente como Bosa, Tunjuelito, Fontibón y Engativá.

En total, en el departamento de Cundinamarca hay 89 puntos críticos con riesgo de desbordamiento por otros afluentes, situación que se empeora con la descarga descontrolada que está haciendo en el embalse de Betania.

"Lo que no puede pasar es que los embalses suelten agua sin avisar, generando crecientes súbitas en los ríos de Cundinamarca", dijo Néstor Franco, director de la CAR Cundinamarca.

Este mapa contiene la información donde se identifican 89 puntos críticos que tienen peligro de desbordamiento de sus fuentes hídricas, de los cuales se han priorizado 32 y de estos, 19 cuentan con prioridad especial por tratarse de lugares con mayor número de habitantes;entre los que se encuentran: Madrid, Río Frio, Cota, Chía, Tabio, Sopó, Guatavita, todo el tramo del río Bogotá, Soacha, Anapoima, Fusagasugá, San Miguel de Sema, Susa, Fúquene, Simijaca, Pacho, Útica, El Peñón y Ubaté.

logogooglenews
Pin It