Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un agente encubierto, fuentes humanas, declaraciones juramentadas e interceptaciones telefónicas, permitieron la individualización de los presuntos delincuentes, cabecillas de la banda conocida como “Los Aníbales“, la cual se encargaba de abastecer a vendedores minoritarios


La Seccional de fiscalías de Cundinamarca, mediante labores investigativas realizadas durante los últimos 6 meses, desvertebró una organización al margen de la ley dedicada a la venta mayorista de estupefacientes en Chía, Zipaquirá y Cota, que tenía ingresos diarios entre 2 y 3 millones de pesos.

Las labores de cooperación interinstitucional, adelantadas con la Sijín-Sepro-Sipol, permitieron identificar a los capturados como Jarber Stivenson Bohórquez, Angie Katherine Zamora Muñoz, Cristian David Gutiérrez Doblado, Deisy Ruth González Montoya, Dylan Argenis Mahecha Espinosa, y Claudia Patricia Marroquín Marroquín, Doris Katherine Ramírez Pacheco, Ronald Bernal Pacheco, Luis Eduardo Bernal, Orlando José Perilla Bohórquez y John Sebastián Hernández Muñoz.

Lea Así agreden a presunto acosador en Zipaquirá

Los hombres fueron cobijados con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario mientras que las cuatro mujeres fueron aseguradas en sus lugares de residencia toda vez que sus defensores demostraron al juez que se trata de madres cabeza de familia.

El delegado del ente acusador les imputó los delitos de concierto para delinquir con circunstancias de agravación punitiva, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y destinación ilícita de muebles e inmuebles.

gifgooglenews