Otros articulos:

nectarportadainicio

americanp

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Hace un año llegaron los carros compactadores de basura a un predio conocido como La Dianita, ubicado entre los municipios de Sopó y Tocancipá, en Cundinamarca

276 camiones de basura  fueron comprados por el Distrito y siguen abandonados en lotes de Briceño y centro de Bogotá a la espera de un peritaje del Acueducto de Bogotá.

La Alcaldía de Tocancipá afirma que los acuerdos llegados con la empresa de Acueducto de Bogotá, dueña del lote, no se han cumplido.
 
 
“Primero el cerramiento, el impacto visual para esa zona no le conviene al municipio. Segundo fue el tema del acondicionamiento del suelo porque hay partes que prolifera el estancamiento de aguas”, aseguró Angie Parra, secretaria de Planeación de Tocancipá.
 
Por su parte, el instituto Agustín Codazzi definirá si el lote está ubicado en Tocancipá o en Sopó y eso decidirá si hay o no sanción.

Los problemas 

La polisombra ubicada en las mallas que cercan el lote, poco esconden el deterioro de los vehículos que ha aumentado debido a las condiciones de almacenamiento, pues se encuentran a la intemperie.
 
El uso de estos carros, que hicieron parte del programa Basuras Cero de la administración del exalcalde Gustavo Petro, aún es incierto.
 
 
Contraloría de Bogotá, expresa que de los 278 carros que se compraron, solo 39 pudieron ser alquilados a los actuales operadores de basura, pero por poco tiempo porque 16 debido a su estado de deterioro tuvieron que ser desguazados y un vehículo incluido dentro del inventario, no aparece. La Empresa de Acueducto de Bogotá respondió que su inventario está completo.
 
La flota de vehículos comprada en diciembre del 2012. Costó 76. 388 millones de pesos, pero hoy por su deterioro valen menos de la tercera parte, según un informe de la Contraloría distrital.
Fuente: RCNRadio

gifgooglenews