Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cundinamarca está nuevamente de luto. Esta vez por el asesinato, en el mismo día, de dos mujeres en los municipios de Soacha y Villeta. El 14 junio de 2018, las dos jóvenes (de 16 y 29 años) fueron víctimas por quienes al parecer eran o habían sido sus parejas sentimentales


La menor fue atacada con arma de fuego al interior de su residencia en el barrio Cazucá, en Soacha. Por su parte, la otra mujer fue atacada con arma blanca en su lugar de trabajo, ubicado en un sector comercial del municipio de Villeta.

“No podemos aceptar ningún tipo de violencia contra las mujeres y tampoco podemos admitir que los agresores se queden sin recibir las máximas penas que tiene la Ley para estos casos intolerables”, afirmó Ana Ragonesi Muñoz, secretaria de la Mujer y Equidad de Género de la Gobernación de Cundinamarca.

La funcionaria afirmó que desde la puesta en marcha de la entidad se han adelantado acciones de articulación intersectorial con la Policía de Cundinamarca, Medicina Legal, la Defensoría del Pueblo, la Fiscalía, la Procuraduría, la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer y las secretarías de Gobierno, Salud y Desarrollo e Inclusión Social, entre otras instancias, para implementar acciones que fortalezcan la atención de las mujeres víctimas de violencias, pero principalmente encaminadas a la prevención de violencias basadas en género y la promoción de los derechos humanos de las mujeres.

Estos hechos son, en su mayoría, resultado de prácticas culturas machistas que normalizan, naturalizan y toleran los actos de discriminación hacia las mujeres. Ello se ve reflejado en estereotipos de género, como considerar a las mujeres como una propiedad, un objeto y un ser inferior, impidiendo a las ciudadanas reconocer estas formas de violencias.

La secretaria invitó a las mujeres a romper ese ciclo de violencia a través de la denuncia ante las autoridades competentes, con el fin de evitar nuevos escenarios como estos, que generan una gran tristeza y una profunda indignación en la comunidad cundinamarquesa.

Con el compromiso de continuar adelantando acciones de alto impacto para que este tipo de hechos no se repitan, la Gobernación de Cundinamarca rechaza tajantemente cualquier tipo de violencia de género y pone todo el equipo de trabajo a disposición de las familias afectadas. De igual manera informa que se adelantará en los próximos días un consejo de seguridad exclusivo para tratar los casos de violencias que se han presentado en el departamento y analizar las acciones que se llevarán a cabo para prevenir que estos hechos tan lamentables sigan ocurriendo.

En Cundinamarca se registran ya 13 feminicidios en lo que va corrido del año, una cifra que supera ampliamente la del año 2017.

Por último, la Administración Departamental insta a los operadores de justicia en la etapa de investigación y sanción, a imponer las máximas penas de las que dispone la Ley, teniendo en cuenta que puede tratarse de dos feminicidios y que uno de ellos fue perpetrado contra una menor de edad.

mcp

Pin It