Megacity

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Manifiestan que hubo una producción óptima de forrajes gracias a las precipitaciones del segundo semestre y las heladas de diciembre los afectan drásticamente. Les preocupa que debido a esto se reduzca la comida para los animales

Giovanni Pinilla, representante legal de la Asociación de Ganaderos del Valle de Ubaté, expresó su preocupación por las heladas que comienzan en esta región del país con la llegada de diciembre. Dijo que esto ocasiona una sería reducción de disponibilidad de forraje que se produjo en los últimos meses para alimentar a los bovinos.
 
En este Valle hay sitios en los que las heladas suelen ser más fuertes y por ende, los problemas son más neurálgicos en cuanto a comida se refiere.
 “Es una preocupación de todos los años y es un fenómeno climático que nos afecta bastante”.Es de recordar que en esta época se registran temperaturas que llegan a menos 4 grados en las horas de la madrugada. 
“Esa situación afecta ostensiblemente los cultivos y en nuestro caso, los pastos que se mejoraron con las recientes precipitaciones”, informó.
 
Lluvias sectorizadas
Manifestó que en el Valle de Ubaté no sucedió lo de otras regiones de Colombia que el exceso de lluvias le ocasionó estragos al sector agropecuario.
“El régimen de lluvias estuvo sectorizado. Por ejemplo el municipio más grande llamado Carmen de Carupa, tuvo un régimen de lluvias muy bueno durante noviembre, duró siete días lloviendo obviamente con intervalo durante el día, pero a nivel general se quedó corto”, aseguró.
 
Dijo que seguramente la disponibilidad de pasto va a mejorar y prevé un aumento en la producción de leche que es posible que la industria no retome. “Es un problema complicado el que se viene”, agregó Pinilla.  
 
Añadió que los ganaderos de la región venían de un 2016 bastante seco y solo hasta abril de 2017 comenzaron las lluvias y por supuesto la disponibilidad de forraje. 
 
Hubo ganaderos que salieron del negocio, algunos liquidaron sus ganaderías, otros la arrendaron o redujeron el número de animales”, destacó.
 
Por el extenso verano de 2016 se vendió mucho animal de remplazo y en 2017 la cotización de estos fue alta precisamente por su escasez.
 
Los precios
 
En cuanto a los precios de la leche afirmó que se han mantenido estables pero que ahora viene un periodo crítico.
 
“El precio es relativo y volátil. Acá se vende a $1.100 y hasta de $1.400, pero igualmente hay de $750 que es la que se comercializa a intermediarios”, destacó.
 
“Los niños salen a vacaciones y eso siempre ha sido una excusa de una parte de la industria para decir que el mercadeo se torna difícil y que los excedentes aumentan”, puntualizó.
 
Explicó que en este momento la industria comienza a ser más rigurosa con la calidad de la leche y empiezan a decir que la leche está saliendo mala.
 
Mencionó que aunque la leche es adquirida por varias empresas la que más acopia es Alquería y que en el Valle de Ubaté hay mucha empresa local de transformación de leche a quesos.
 
Manifestó que los precios se han mantenido a excepción de unos casos puntuales, pero que es una situación que no se ha agudizado, concluyó.
 
Fuente: Contexto Ganadero

mcp

logogooglenews

Pin It