Jueves 21 Septiembre 2017

Las elefantas matriarcas africanas duermen una media de 2 horas al día

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las elefantas más viejas y dominantes, las que dirigen la manada, sólo duermen unas dos horas mucho antes del alba y preferiblemente de pie, sin llegar a la fase REM


Un equipo de investigadores ha seguido los movimientos de dos elefantas matriarcas africanas (las más viejas y dominantes, las que dirigen la manada) y ha comprobado que sólo duermen una media de dos horas al día, sobre todo durante la madrugada, mucho antes del alba, y preferiblemente de pie. "La información también indica que los elefantes se quedan dormidos o se despiertan dependiendo de las condiciones ambientales, por ejemplo la temperatura y la humedad, pero no la luz solar", revela Paul Manger, de la Universidad del Witwatersrand en Johannesburgo.

"Se trata del primer hallazgo que indica que el sueño en los animales salvajes probablemente no está relacionado con la puesta y la salida del sol, sino con otros factores ambientales más cruciales", asegura Manger. Las sorprendentes conclusiones del estudio fueron publicadas ayer en Plos One. La organización benéfica Elephants Without Borders y la Universidad de California en Los Ángeles también han participado en la investigación.

Los científicos han utilizado pequeños registradores de datos, conocidos como data loggers, unas versiones científicas de las pulseras de actividad que usan los deportistas. Un collar con tecnología GPS y con un giróscopo ha permitido saber dónde y cuándo se tumbaban las elefantas para dormir. "Según nuestro razonamiento resultaba crucial medir la actividad de la trompa, el apéndice más móvil y activo del elefante, con la certeza de que, si la trompa estaba quieta durante cinco o más minutos, entonces probablemente estaba durmiendo", dice Manger.

Los investigadores han seguido el rastro de las elefantas por el Parque Nacional de Chobe en Botsuana y han comprobado que podían dormir de pie o acostadas, pero esto último sólo ocurría cada tres o cuatro días y durante una hora. Probablemente sólo entraban en la fase REM, que es una de las etapas del sueño, cuando estaban tumbadas, lo que significa que los elefantes no deben de soñar a diario como lo hacemos nosotros, sino cada pocos días. "La fase REM se considera importante para retener los recuerdos, pero nuestros hallazgos no encajan con esta hipótesis, pues se sabe que los elefantes tienen memorias perdurables que no dependen de alcanzar esta fase REM a diario", agrega.

Las elefantas incluso podían permanecer hasta 48 horas despiertas, sobre todo cuando se sentían molestadas por la presencia de depredadores, cazadores furtivos o por un elefante macho durante el must, un período en que se produce un gran aumento de sus hormonas reproductivas y actúa con agresividad. Las elefantas podían alejarse hasta treinta kilómetros en semejantes situaciones. "Comprender cómo duermen los diferentes animales es importante por dos motivos: porque nos ayuda a entenderlos mejor y a desarrollar mejores estrategias de conservación; y porque a la vez nos ayuda a entender mejor cómo y por qué dormimos los humanos y cómo podríamos conseguir un mejor sueño por la noche", concluye Manger. Los elefantes recluidos en parques zoológicos, a diferencia de los salvajes, duermen unas cuatro horas al día, es decir, el doble; un ejemplo más del perjuicio que causa el ser humano en el animal.

Fuente: NatGeo

 

Otros articulos

Ciencia

¿La música afecta nuestra concentración?

La música es parte de nuestras vidas y las miles de canciones que escuchamos tienen un efecto directo en nuestro humor. Para algunas personas la música sirve para salir de la tristeza o para...

  • 12/19/2016
  • By Redacción

En alianza con:

publision

Vive buenos momentos con:

nectarsidebar