Publicidad política pagada

vargasllerascabecerapc

nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Faltaban dos días para el cierre de la convocatoria del concurso ‘Mujeres para la ciencia’ cuando Mary Luz Olivares se enteró y decidió participar


Como estaba fuera del país, fueron sus padres quienes le dieron las indicaciones con la información que escucharon en la radio. Se trataba del concurso que organiza la firma L’Oreal, y que otorga 40 millones de pesos para que científicas colombianas puedan adelantar sus proyectos de investigación en diferentes ramas.

Así, en tiempo récord, Olivares terminó el proceso de inscripción del concurso que, para esta, su tercera edición, recibió 97 aplicaciones (hasta ahora, la edición más exitosa del certamen). El proyecto que presentó Olivares consistió en el estudio de las propiedades de la uchuva y en los cambios de sus compuestos al ser sometidos al tratamiento térmico, para la elaboración de productos procesados como jugos, mermeladas, pasabocas y salsas.
 
Olivares, bogotana con títulos de maestría y doctorado de la Universidad de Wageningen en (Holanda) es la actual directora del programa de ingeniería de alimentos de la Uniagraria, alma mater en la que obtuvo su pregrado. La académica cuenta con un artículo publicado en la revista Trends of science and technology sobre la uchuva y está a la espera de que terminen los procesos para tres nuevas publicaciones en revistas indexadas internacionales. Para ella, uno de los principales enemigos para la comercialización de la uchuva, son los múltiples nombres que esta fruta tiene en los diferentes países en los que se cosecha:

¿De qué se trató el proyecto con el que ganó el premio?

Es sobre la uchuva, fruta típica de los Andes, especialmente de Colombia, país que es el principal productor a nivel mundial y mayor exportador. Lo que hago es buscar compuestos bioactivos en la fruta, es decir, que pueden generar algún beneficio a la salud. Estudio el comportamiento de esos compuestos después de un tratamiento térmico, o sea, después de aplicar temperatura y tiempo. Estos resultados nos ayudan a determinar cuáles son los mejores procedimientos para garantizar qué productos terminados -como mermeladas y salsas- puedan llegar a tener esos compuestos -como las vitaminas C y A- y flavonoides y otros antioxidantes o sustancias que pueden generar algún beneficio a la salud, especialmente, en la prevención del cáncer.

Fuente: El Tiempo

bannerentodoslosarticulos