Publicidad política pagada

vargasllerascabecerapc

nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La ‘quema de pestañas’ para lograr un posgrado permite en el país lograr empleos con remuneración mensual de 4’114.203 pesos en promedio. Dicha compensación es el doble de lo que logra obtener un profesional en el mercado laboral, que es, en promedio, 2’224.564 pesos


Así lo indica la Gran Encuesta Integrada de Hogares (Geih), que reveló el lunes el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). 

El reporte agrega que los graduados en el 2013 del nivel de formación universitaria y vinculados al mercado laboral en el 2014 reportaron un salario promedio mensual de 1,7 millones de pesos, mientras que los tecnólogos y técnicos profesionales registraron promedios de 1,1 millones y 1,04 millones de pesos, respectivamente.

No obstante, los universitarios tuvieron un mayor grado de vinculación al mercado laboral, pues el 81 por ciento de los que egresaron de los claustros educativos fueron ‘enganchados’, seguidos por los tecnólogos, con 72 por ciento; y los técnicos profesionales, con el 67 por ciento. 

Los profesionales más contratados fueron los médicos, con 94,2 por ciento, seguidos por los químicos farmacéuticos, con 93,7 por ciento; y los ingenieros electromecánicos, con 93,5 por ciento. 

Empero, un geólogo, con 3,3 millones de pesos mensuales, logró unos 300.000 pesos más de salario que un médico o un ingeniero electromecánico, que recibieron remuneraciones de 3 millones de pesos.

Respecto a las regiones, se detectó que en el suroriente se registraron los salarios más altos en los niveles de formación de técnico profesional y tecnológico, con respectivamente 1,2 y 1 millones de pesos. Y en el nivel universitario fue Bogotá, con 1,9 millones de pesos.

Por último, una persona que no terminó el colegio recibió a nivel nacional un salario promedio mensual de 520.593 pesos.

El informe publicado por el Dane, que muestra el panorama laboral colombiano y su relación con la educación cada semestre, revela, además, que en 2016, del total de los ocupados jóvenes, 40,7 por ciento eran mujeres y 59,3 por ciento, hombres.

Poco cotizante

Entre tanto, el Sistema de Información de Demanda Laboral –que calculan Mintrabajo y Filco– indica que de los cerca de 22 millones de personas ocupadas en Colombia en el 2015 solo el 38 por ciento (8,7 millones) cotizaba a seguridad social.  De ese total, 6,8 millones eran asalariados y 1,7 millones trabajadores independientes.

Los trabajadores que más cotizaban eran los comprendidos en el rango de 29 a 40 años (3 millones), secundados por los de 18 a 28 años (2,2 millones) y los de 41 a 50 años (1,8 millones). Por su lado, los cincuentones cotizantes (de 51 a 59 años) suman 1,1 millones y los mayores de 60 años o más, 534.200. 

Según proyecciones del Ministerio de Salud, Colombia tendrá, en el 2050, 14 millones de adultos mayores, lo que representaría el 25 por ciento de la población, por lo que la demanda de atención especializada aumentará de manera significativa.

De los 22,1 millones de empleados que existen en el país, solo el 7,7 por ciento tiene grado universitario y el 3,4 por ciento, posgrado. 

El mayor número de puestos los ocupan quienes tienen básica secundaria (noveno grado) o menos (10,2 millones de personas), seguidos por los bachilleres (hasta grado 11, con 7 millones).

Para todos

Por su lado, las cifras del Servicio Público de Empleo indican, en el primer semestre del 2016, que se registraron 737.952 vacantes, de las cuales el 33,1 por ciento requirieron nivel de formación de bachillerato y el 20 por ciento, universitaria. No obstante, la experiencia se tuvo en cuenta y 3 de cada 10 empleos los ofrecieron a personas con trayectoria laboral de 1 a 12 meses, y 2 de cada 10 a los inexpertos.

En lo relacionado con los sueldos, el 53,3 por ciento de las vacantes en el Estado ofreció como salario 1 millón de pesos y solo el 14,2 por ciento (110.00 plazas) la compensación era por convenir. 

Solo para 135.000 puestos (el 17,5 por ciento del total) ofrecieron sueldos equivalentes o superiores a 1,5 millones de pesos.

De las vacantes que se les ofrecieron los bachilleres, fueron para vender bienes (35,4 por ciento), trato con el público (20,5 por ciento), auxiliares contables (8,6 por ciento), servicios personales (3,4 por ciento) y recolectores de desechos y otras ocupaciones elementales (3,4 por ciento). 

Además de las vacantes registradas en el primer semestre de 2016, para personas sin experiencia laboral, 24.219 requerían formación universitaria.

Fuente: El Tiempo

bannerentodoslosarticulos