Vive buenos momentos con:

nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

A lo largo de este año se han lanzado los nuevos billetes, siendo el de $100.000 la gran novedad. Pero pareciera que todavía son tímidos para hacer su aparición en las transacciones de los colombianos, al punto que hay quienes dicen que todavía no los conocen


La realidad es que de a poco están empezando a hacer parte de las billeteras, pues su salida ha exigido que tanto el Banco de la República (quien produce los billetes), como las entidades financieras y los fabricantes de los cajeros automáticos, están haciendo todos los ajustes para recibirlos.

De hecho, su salida es un proceso gradual, aunque se espera verlos más masivamente el año entrante.

El proceso

Ya el Banrepública prendió la máquina de los nuevos billetes ($100.000, $50.000, $20.000 y $5.000). El lanzamiento más reciente fue el de $2.000 este martes 29 de noviembre, de manera que solamente falta la denominación de $10.000, que saldrá a circulación antes de terminar este año.

Por lo pronto, se espera que al cierre de este año, por cada 100 billetes que se produzcan, 35 sean de la nueva familia. Para el 2017 se acelerará el proceso, de manera que los nuevos representen el 84%.

Aunque los billetes están disponibles en todas las tesorerías del Banco de la República, de a poco han empezado a distribuirlos entre las entidades financieras, dependiendo de las existencias que tengan de nuevos y antiguos.

Conocedores del sector señalan que normalmente el Emisor entrega 75% de billetes antiguos y 25% de los de la nueva familia, pero incluso se han dado casos en que la proporción es 50-50. Esto obliga a que se actúe más rápido.

“Definitivamente el cambio de billetes en la economía colombiana ha generadograndes cambios en lo que se refiere a los canales y servicios que se encargan de proveer dinero físico a nuestros clientes y usuarios”, explica Isabel Sepúlveda, directora de Estrategia de Distribución en Bancolombia.

Según la directiva, ese cambio fue integral, porque ahora hay una nueva denominación –la de $100.000-, las condiciones y elementos de calidad y seguridad son diferentes,pero además, los billetes son de diferentes tamaños. 

De hecho, voceros de otras entidades financieras dicen que físicamente, los billetes actuales y nuevos no son compatibles, y mezclarlos podría generar inconvenientes en el funcionamiento de los cajeros como atascos de los billetes o no dispensación del efectivo.

Fuentes: Dinero.com

 

Otros articulos