Miércoles 20 Septiembre 2017

EE.UU. acusa a Moscú de desatender un refugio en una ciudad que no existe

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El Departamento de Estado criticó a Rusia por su falta de financiación a un refugio en Kítezh, pero le faltó mencionar que esta ciudad solo existió hace siglos, si es que existió realmente alguna vez


Un informe del Departamento de Estado de EE.UU. criticó a Moscú por su supuesta falta de financiación a un refugio dirigido por la Iglesia que ofrece "comida y vivienda" a los necesitados en una ciudad rusa llamada Kítezh. Lo paradójico es que esta ciudad es en realidad un lugar mítico conocido como la 'Atlántida rusa' que, según una antigua leyenda, desapareció bajo las aguas de un lago hace ocho siglos.

En su informe anual sobre la lucha contra la trata de personas en el mundo, el Departamento de Estado norteamericano afirma, entre otras cosas, que las autoridades rusas "detuvieron y deportaron de manera rutinaria a potenciales víctimas de trabajo forzado". Además, en él se asegura que Moscú no financia la rehabilitación para las víctimas de trata y que "varios refugios privados permanecieron cerrados debido a la falta de fondos".

En una de las acusaciones más surrealistas, el informe señala que "el refugio para personas sin hogar dirigido por la Iglesia ortodoxa rusa en Kítezh comenzó a aceptar a víctimas de trata y les ofreció comida y vivienda, pero no atención médica o psicológica", a la vez que denuncia que "el Gobierno no proporcionó apoyo financiero para el refugio".

Ciudad legendaria

Sin embargo, a los autores del informe se les escapó un pequeño detalle: no hay ninguna ciudad que se llame Kítezh en la Rusia moderna: esta solo existió hace siglos, si es que existió alguna vez de verdad.

Cuenta la leyenda que un príncipe ruso fundó Kítezh a principios del siglo XIII cuando se encontró con un lugar espectacular a orillas del lago Svetloyar, en la provincia rusa de Nizhni Nóvgorod.

Sin embargo, la malograda ciudad no tuvo una larga vida, pues cuando los mongoles penetraron en la antigua Rus y la Horda Dorada alcanzó sus muros, Kítezh desapareció bajo las aguas del lago ante la amenaza de la invasión. Al menos, así lo cuenta la tradición local, con la que el Departamento de Estado de EE.UU. no parece estar familiarizado.

Fuente de inspiración para la cultura rusa

Kítezh se convirtió hace siglos en una leyenda que ha sobrevivido hasta nuestros días, convirtiéndose en una fuente de inspiración de diversas obras de la cultura rusa. Así, aparece en famosas composiciones musicales como la ópera 'La leyenda de la ciudad invisible de Kítezh y la doncella Fevronia', del compositor Nikolái Rimski-Kórsakov. Sin embargo, los arqueólogos nunca han podido encontrar en el fondo del lago los restos de esta ciudad supuestamente perdida.

Se da la circunstancia de que en la provincia rusa de Kaluga existe desde 1992 un centro de rehabilitación llamado 'Kítezh', pero este está destinado a la atención de niños huérfanos y no pertenece a la Iglesia ortodoxa rusa.

Fuente: RT

 

Otros articulos

En alianza con:

publision

Vive buenos momentos con:

nectarsidebar