Jueves 27 Julio 2017

¿Qué pasa con las monedas que caen a la Fontana di Trevi en Roma?

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Muchos lo han hecho. Llegar hasta la Fontana di Trevi en el centro de Roma, cerrar los ojos y tirar una moneda al agua mientras se pide un deseo. Esta acción, pese a que las autoridades han intentado prohibirla, se repite todos los días una y otra vez


Pero, ¿qué pasa con esas monedas cada que la fuente es limpiada? El primer dato curioso es que cada año suman cerca de 1.5 millones de dólares, según revelaciones de un artículo de BusinessInsider en donde se cita a NBC News

Y las cifras se multiplican cada año. En 2005, por ejemplo, se reveló que la recolección de monedas había sumado 500 mil euros. Para 2016 esta cifra se multiplicó y ascendió a 1.5 millones de dólares.

Ahora, ¿qué se hace con esas monedas? Autoridades de la capital italiana explicaron al medio NBC News, que cuando se recogen las monedas, estas son limpiadas, luego, se pesan y se cuentan para, finalmente, se entregadas en modalidad de donación

Las donaciones se realizan a la organización internacional católica Caritas, una entidad sin ánimo de lucro que ayuda en el mundo a personas de escasos recursos. 

Así que si no se te cumplió el deseo de esa moneda, al menos sabrás, de ahora en adelante, que se fue a una buena causa

El dato historico 

La fuente está situada en el cruce de tres calles (tre vie), marcando el punto final del Aqua Virgo (en italiano, Acqua Vergine), uno de los antiguos acueductos que suministraban agua a Roma. Con la supuesta ayuda de la Virgen, los técnicos romanos localizaron una fuente de agua pura a sólo 22 km de la ciudad (escena representada en la actual fachada de la fuente). Esta Aqua Virgo corría por el acueducto más corto de Roma directamente hasta los Baños de Agripa y fue usada durante más de cuatrocientos años. El golpe de gracia a la vida urbana de la Roma clásica tardía fue la rotura de los acueductos por parte de los asediadores godos. Los romanos medievales quedaron reducidos a sacar el agua de pozos contaminados y del río Tíber, que también se usaba como cloaca.

Fuente: El Tiempo

publicidad articulos categorias

 

.

Otros articulos

Facebook
Para nosotros su opinión es importante, participe:

Organice su fiesta con:

CPT certificationCPT certificationCPT certification

Vive buenos momentos con:

nectarsidebar

En alianza con:

publision