Publicidad política pagada

vargasllerascabecerapc

nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Siria está, hace hace cinco años, hundido en un mundo de terror. Alepo, una ciudad de este país ha sido en estos días blanco de una gran guerra civil. ¿Por qué? Los soldados apoyan al presidente Bashar Al-Assad y un grupo de rebeldes no quieren que él siga como líder del país


¿Por qué Alepo?

Alepo es la ciudad más grande de Siria y allí vivían dos millones de personas. Además, era la meca de la industria y la economía para Siria. A su vez, es reconocida como patrimonio mundial.

Sin embargo, hoy Alepo es una ciudad en ruinas. Desde 2012 Alepo es el lugar donde se han desarrollado los campos de batalla más sangrientos, y estos últimos días se sumaron a la triste historia de la ciudad.

La mitad de la ciudad estaba en manos de la presidencia y los soldados, y la otra mitad era controlada por los rebeldes. Sin embargo a fines de 2016, el gobierno decidió agudizar la lucha para quitar a los rebeldes de esta ciudad con relevancia histórica. Así fue que la guerra civil se intensificó y el mundo escuchó hablar de esta triste y terrible historia, y de todas las personas que estaban atrapadas en una guerra que no les pertenece.

No solo la guerra involucra armas y explosiones, también implica descenso de la economía y como consecuencia escasez de comida y combustible.

Si son civiles: NO

Hay una regla que se mantenía en esta guerra: el enfrentamiento era entre soldados y rebeldes pero los civiles no debían sufrirla. Sin embargo, esto no sucedió en Alepo y muchísimas personas fallecieron por culpa de esta guerra.

Los civiles que vivían en la zona ocupada por los rebeldes fueron evacuadas, y Rusia fue el país encargado de ayudar a este país. Sin embargo esa evacuación se detuvo. ¿Por qué? Según palabras del gobierno sirio, los rebeldes no estaban siguiendo las reglas.

Desde que comenzó la evacuación, 6.000 personas habían dejado esa ciudad y 2.700 eran niños. Sin embargo, según la ONU todavía quedan decenas de miles de personas (hasta 50.000) y, sobre todo, miles de niños. "Alepo es ahora sinónimo de infierno", expresó Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU.

Muchos niños heridos y enfermos lograron ser evacuados, sin embargo una gran cantidad de niños vulnerables y huérfanos siguen en la zona de terror. "Estamos muy preocupados por su destino. Si estos niños no son evacuados con urgencia, podrían morir", según se expresó desde la ONU.

Parte del mundo

Si bien el Medio Oriente y Occidente tienen muchos puntos de desconexión, lo que está sucediendo en Siria es muy importante y deberíamos generar conciencia. Hay una certeza general en la sociedad de que los medios no están informando de la mejor manera lo que sucede en Siria y, sobre todo, en Alepo. Muchos civiles están muriendo y, especialmente, una gran cantidad de niños inocentes están falleciendo o quedando sin padres.

bannerentodoslosarticulos