Publicidad política pagada

vargasllerascabecerapc

nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La primera imagen de la pandilla Mara Salvatrucha suele ser de un grupo de jóvenes con tatuajes, mirada hostil y un historial de violencia


Pero también es algo más: la MS 13, como también se conoce a la banda, tiene en El Salvador una extensa red financiera en la que participan empresas legales de transporte público, hoteles, restaurantes y negocios de venta de automóviles.

Se trata de una operación similar a la de grandes grupos de delincuencia organizada que deja grandes ganancias a la pandilla, afirman autoridades.

"La variabilidad de las formas de manejo es inmensa", asegura Allan Hernández, director de Unidades Especializadas de la Fiscalía General de la República (FGR) de El Salvador.

"Hicimos una incautación que muestra la cantidad de dinero que obtienen en un día y tienen la capacidad de hacerse hasta de US$80.000 en efectivo", le dice a BBC Mundo

Las autoridades de El Salvador afirman haber logrado desarticular parte de esa red de lavado de dinero, la que movía hasta US$25 millonesal año. Según Hernández, los recursos eran controlados por un grupo pequeño de la jerarquía de la MS13.

"Es un nuevo apéndice de la estructura que es lo que se conoce como La Federación", explica el funcionario. "Es un grupo de personas del más alto nivel en la estructura criminal que tenían control del dinero, control de órdenes y de decisiones".

El resto de los integrantes de la pandilla, unos 40.000 según estima la Policía Nacional Civil (PNC), no sabía de estas operaciones.

bannerentodoslosarticulos