nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Más de cien ediciones y 50 millones de ejemplares vendidos ha tenido hasta ahora "Cien años de soledad", estima Nicolás Pernett


Pernett es uno de los grandes especialistas en la obra de Gabriel García Márquez, fue curador del portal La Gaboteca de la Biblioteca Nacional de Colombia, es historiador y mágister en Literatura y ahora fue invitado a dedicar una temporada a estudiar el archivo privado del autor en la Universidad de Texas, en Estados Unidos.

BBC Mundo lo invitó a seleccionar un puñado de ediciones con historias peculiares, para compartirlas con nuestros lectores con motivo del 50 aniversario de la impresión de la primera edición de la obra más emblemática de Gabo, que se cumplen este 30 de mayo.

Este es el resultado de la conversación que tuvo lugar en la Biblioteca Nacional de Colombia:

1. La primera edición

"El Santo Grial", la llama Pernett.

Fue editada en Buenos Aires, Argentina, por Sudamericana; impresa en el 30 de mayo de 1967, aunque salió al mercado la primera semana de junio.

En 1965 García Márquez estaba en México, en una suerte de crisis creativa, cuenta Pernett: "Trabajaba en publicidad y en cine, pero ganaba muy mal, sentía que ya no le salían libros, que estaba un poco bloqueado".

"No vendía mucho, sus libros vendían unos 1.000 ejemplares, 2.000 con suerte". Pero tuvo la fortuna, dice el especialista, de ser escogido por la agencia literaria de Carmen Balcells, de Barcelona, la que negoció que Sudamericana comprara sus libros y le publicara una nueva obra.

García Márquez le dedicó un gran esfuerzo a la escritura de esta novela y contó con un enorme apoyo de su esposa.

Como ya es historia conocida, fue un éxito, pero también una gran apuesta: la primera impresión fue de 8.000 ejemplares, que se vendieron en menos de un mes.

Para ese momento 8.000 ejemplares de un autor que no vendía más de 1.000 fue bastante ambicioso.

"Lo que pasa es que García Márquez, como parte de la estrategia de la gente de Carmen Balcells, empezó a mandar capítulos a revistas, a periódicos, a escritores, le mandó pruebas a Carlos Fuentes, a Julio Cortázar, y eso empezó a crear un ruido alrededor de la novela", explica Pernett.

El ejemplar cuya foto acompaña esta nota tiene su propia historia de película: fue robado en la Feria del Libro de Bogotá del año 2015, del stand dedicado a Gabo.

Su dueño era el librero Álvaro Castillo, a quien García Márquez le había dedicado el volumen. "Fue un escándalo nacional mediático", cuenta Pernett, "la policía se puso las pilas y el libro apareció después; no me preguntes cómo; no cogieron a nadie, pero el libro apareció".

Castillo terminó donando el ejemplar a la Biblioteca Nacional de Colombia.

2. La segunda edición

Fue tan exitosa la obra, que se reimprimió casi de inmediato, en junio mismo. Pero había algo más: la idea es que la portada no fuera la que salió en la primera impresión, sino una que se le había comisionado al artista mexicano Vicente Rojo.

El asunto es que no llegó a tenerla a tiempo para los primeros 8.000 ejemplares (lo que los hace particularmente especiales y deseados), pero sí para los demás.

Era una referencia al juego de dados que se llama "macondo", como el pueblo de "Cien años de soledad". Con muchas de las figuras se pierde. "Pero cuando sale el árbol de macondo", cuenta Pernett, "se gana; el macondo también es un árbol".

Pero con la