Publicidad política pagada

vargasllerascabecerapc

nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para los pueblos de la antigüedad no había nada peor que ser invadidos por los asirios, por estas atroces razones


Guerra psicológica

Este pueblo del sureste asiático que alcanzó la categoría de imperio alrededor del año 1800 antes de la Era Común, fue pionero en el desarrollo de la guerra psicológica. Por donde pasaban, los asirios iban mostrando gráficos y textos con las barbaridades que eran capaces de cometer, para que los siguientes pueblos por conquistar supieran lo que les esperaba.

Anulación completa del adversario

Los reyes asirios se enorgullecían de su brutalidad. Cuando el rey asirio Seenacherib invadió Babilonia escribió: «destruí, devasté y quemé la ciudad desde sus cimas hasta sus cimientos. Cave canales y la inundé de una manera más destructiva que una tempestad. En los días venideros, ni los dioses de esa ciudad podrán ser recordados».

Tortura

El catálogo de tormentos aplicado por los asirios contemplaba hacer comer y beber excrementos y orina, el desollamiento de personas vivas y la mutilación de nariz y orejas. Los nobles de los pueblos vencidos eran obligados a llevar collares con las cabezas de sus reyes.

Esclavitud

Los hombres esclavos eran usados como mulas, arrastrando las piedras que se utilizaban en la construcción de los palacios de los reyes asirios y no les estaba permitido detenerse. Las mujeres eran obligadas a marchar con sus partes íntimas al descubierto.

Política de reasentamientos

Los hombres fuertes, hábiles y talentosas eran reubicados, a veces en lugares remotos, para que pusieran su fuerza y conocimientos al servicio del imperio, viviendo entre extraños, lo que les hacía casi imposible organizarse para la rebelión. Pocos tenían la suerte de ser desarraigados con sus familias.

Código brutal de derecho

Los hombres practicantes de encuentros amorosos del mismo sexo eran convertidos en eunucos. Los varones tenían derecho a matar a la mujer adúltera, con la particularidad de que el asesino era entregado a la familia de la víctima, que era libre de hacer con él lo que quería.

Armas de asedio y tácticas avanzadas

Los asirios inventaron el ariete para romper las puertas y las murallas de las ciudades que atacaban. Le colocaron ruedas para una mejor maniobrabilidad y llevaba una careta de carnero hecha de hierro en el extremo para darle más fortaleza. Los hombres se protegían con planchas de madera cubiertas con pieles de animales mojadas para apagar las flechas incendiarias del enemigo.

bannerentodoslosarticulos