Publicidad política pagada

vargasllerascabecerapc

nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La cocina de muchos hogares se ha visto beneficiada de esta manera, ya que no son pocas las recetas y los consejos acerca de la comida que aparecen en las redes


1. El primero de los errores de esta lista tiene que ver con la carne que comemos, cuando descongelamos la carne, solemos pensar que no importa si está fría o si no se ha descongelado del todo, nos puede nuestra impaciencia. Cocinar de manera adecuada la carne es más difícil si no se ha descongelado del todo o está fría. Algo que saben los chefs, pero que el hombre promedio desconoce. 

2. Cuando nos descuidamos a la hora de preparar el arroz hervido y se nos quema o se nos queda salado, muchas veces termina en la basura. Pero existe una sencilla solución que posiblemente no conociera con anterioridad que le puede servir. La próxima vez que se ocurra, prueba a introducir un pedazo de pan dentro de la olla, y manténga la tapa cerrada durante varios minutos. El pan actuará de esponja, absorbiendo el sabor a quemado y el exceso de sal.

3. Este error que todos conocemos tiene que ver con la manera de emplatar y comer en la mesa. A menudo, cuando servimos y tardamos más de la cuenta, como por ejemplo en una ocasión especial, la comida se nos acaba por enfriar. Pero existe una sencilla solución que quizás no haya pensado hasta hoy. Se trata de calentar los platos en el microondas antes de servir la comida, así tendrá más aguante.

4. Otro de los fallos típicos a la hora de cocinar carne es no esperar lo suficiente cuando estamos calentando la sartén. A menudo tenemos mucha prisa y no nos detenemos en lo que realmente importa. Si calienta adecuadamente la sartén, sus carnes se harán más rápido y además quedarán con una textura más crujiente y deliciosa.

5. Este fallo lo tienen los amantes de la comida sana y las verduras. A menudo cuando se fríen verduras, se suelen hacer muy hechas. Esto no es recomendable, ya que el alimento pierde sabor de esta manera. En muchas ocasiones, tras haber servido las verduras, continúan cocinándose con el calor residual, con lo que no es necesario hacerlas tanto. Además quedarán más crujientes de esta forma.

bannerentodoslosarticulos