Para el 2018 Egan Bernal correría con Froome

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El diario Marca, de España, dijo que era “la bestia que viene” en el ciclismo mundial; su actual entrenador en el equipo Androni, Gianni Savio, lo llamó “el campeón del futuro”; y el medio especializado Mundo Ciclístico afirma que es “una de las revelaciones del pedalismo en el mundo”. Con solo 20 años, el colombiano Egan Bernal, nacido en Zipaquirá, ya es uno de los ciclistas jóvenes más alabados por los periodistas especializados


El domingo pasado, mientras Rigoberto Urán ganaba de forma épica la etapa reina del Tour de Francia, Bernal hacía lo suyo: En Rumania, no muy lejos de las montañas de Chambéry, se coronó campeón del Tour de Sibiu, una competencia para ciclistas menores de 23 años.

Ahora se prepara para correr el Tour de l’Avenir –la carrera francesa con ciclistas menores de 25 años que muchos consideran el semillero para las grandes competencias–, en donde es uno de los favoritos. La misma que ganaron los colombianos Alfonso Flórez, en 1980; Martín Ramírez, 1985; Nairo Quintana, 2010; Esteban Chaves, 2011, y Miguel Ángel López, 2014. Y no solo ellos, grandes leyendas del ciclismo como Felice Gimondi, 1964; Joop Zoetemelk, 1969; Greg Lemond, 1982, y Miguel Indurain, 1986.

El nombre Egan Bernal ha calado tanto en el mundo de la bicicleta, que varios de los equipos más grandes del mundo pusieron sus ojos sobre él. Y, al parecer, uno de ellos ya hizo la apuesta. Pues el mismo día que Bernal ganó en Rumania, su entrenador dijo en una entrevista que “muy probablemente” el colombiano se unirá al Sky, el equipo de Chris Froome, en 2018.

Y aunque la noticia es positiva, porque implica que una de las promesas del ciclismo colombiano va a llegar al equipo más completo y más avanzado en términos científicos de todo el pelotón, también tiene un lado amargo: por delante suyo estarán estrellas como Chris Froome, Mikel Landa, Michael Kwiatkowski o Geraint Thomas y, lo más probable, es que se convierta en un gregario más y no en una de las figuras (como ocurre con los Henao, Sergio Luis y Sebastián, y como ocurrió con Rigo Urán, que para ser líder tuvo que cambiar de equipo).

“Uno puede ver esto como un vaso medio lleno o como uno medio vacío –explica David Marín, editor de LaCadenilla.com–. Él no va a llegar a ser figura en el Sky, pero si hay que agradecer muchísimo que salga de un equipo como el Androni, en el cual, por los métodos de entrenamiento, no podía sacar provecho de todas sus capacidades”.

Lo cierto es que la carrera de Bernal ha estado llena de desafíos. Cuando comenzó no se enfocaba en el ciclismo de ruta, sino en el ciclomontañismo. Allí ganó títulos panamericanos y nacionales en categorías infantiles e incluso fue medalla de plata en la categoría junior del campeonato mundial de ciclismo de montaña que se llevó a cabo en Noruega en el 2014.

Por esa fortaleza, Gianni Savio –a la cabeza del equipo italiano Androni Giocattoli– lo fichó en 2015 y lo puso a andar en ruta. El resultado ha sido más que positivo: campeón del Tour de Bihor (2016), subcampeón del Giro de los Apeninos (2017), campeón del Tour de Saboya (2017) y mejor joven en el Tour de los Alpes (2017).

Sin embargo, por su procedencia casi exclusiva de la montaña, aún tiene muchas cosas por mejorar. “Egan es un escalador de unas dimensiones impresionantes –explica Marín–. Yo no lo puedo asegurar, porque aún está muy joven, pero me atrevería a decir que va a ser tan o más grande que Nairo. Pero viene del ciclomontañismo y va a tomar un buen tiempo saber cómo se desempeña en carreras largas y duras. Además tiene muchas flaquezas en pista y en contrarreloj”.

Esa, precisamente, puede ser una de las cosas positivas de que ingrese al Sky. Para el periodista de El Colombiano, Pablo Arbeláez, “sería la forma perfecta para que Egan haga escuela y recoja fundamentos. El Sky maneja elementos que son muy importantes para el futuro deportivo de un corredor: investigación, alimentación, el acompañamiento técnico de una estructura muy bien montada. No en vano han dominado el Tour durante los últimos cinco años”.

Con solo 20 años y toda una carrera por delante, un equipo como el Sky puede ayudar a Bernal a mejorar en contrarreloj, a potenciar su escalada y a aprender los secretos de entrenamiento y alimentación que han hecho grandes a ciclistas como Froome. El camino a ser figura lo labrará el solo. Y tiene con qué.

Fuente: Semana.com

pautaconnosotrosentodoslosarticulos

 

Otros articulos

En alianza con:

publision

Vive buenos momentos con:

nectarsidebar

pauta