Publicidad política pagada

vargasllerascabecerapc

nectarportadainicio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Luego de conocerse una recusación en su contra en relación de la auditoría adelantada en la Universidad de Cundinamarca, el contralor departamental,Ricardo López Arévalo, señaló que “mantendrá firme su decisión de continuar emprendiendo acciones en pro de la protección del patrimonio público del departamento”


La recusación hace referencia a la auditoría al contrato de prestación de servicios profesionales entre la universidad con el abogado César Augusto Moya Colmenares, donde el contralor López Arévalo, requirió al actual rector de la Universidad de Cundinamarca “para que adopte las medidas administrativas tendientes a evitar el pago de 6 mil millones de pesos, adicionales a lo ya pagado  al abogado, por considerar que  podría existir un grave y presunto detrimento del patrimonio de la institución que superaría los 15 mil millones de pesos”.

El contralor mediante un comunicado, señala que “a la fecha se han presentado 6 derechos de petición, 4 tutelas y 2 recusaciones, a pesar que la competencia para continuar con dicha investigación será ejercida por la Contraloría General de la República,  en un juzgado administrativo de Girardot, cursa una acción popular por la moralidad administrativa, incoada por la Contraloría de Cundinamarca a fin de proteger los recursos territoriales, la que impulsa procesalmente”.

Finalmente, López Arévalo, sostiene que “atenderá también en este caso la denuncia penal por injuria y calumnia en su contra presentada por el mencionado profesional del derecho y que atenderá las citaciones que se generen en el proceso”.

bannerentodoslosarticulos